cola2

El curso escolar ya está finalizando y las últimas semanas se hacen muy pesadas tanto para el alumnado como para el profesorado. En muchos centros educativos se planifican salidas y excursiones para hacer más amenos estos días y favorecer el aprendizaje de forma más lúdica.

cola1Eva, una de las profesoras del I.E.S. Vista Alegre con la que hemos colaborado en varias ocasiones, nos preguntó si podía venir con sus alumnos y alumnas a pasar una mañana en nuestro vivero. Les dijimos que sí, ya que nos encanta que nuestro taller sea un espacio de encuentro y de disfrute comunitario. Nos pusimos manos a la obra y organizamos para ellos una sesión parecida a la que llevamos a cabo con el colegio Miguel de Cervantes, en la que a través de distintas actividades (relajación, pintura, compostaje, reciclaje, juego del agua y cuento final) intentamos transmitir los beneficios del contacto con la naturaleza y el papel tan importante que cada persona tenemos en el cuidado de nuestro planeta. Estas actividades nos suponen un gran reto de organización y funcionamiento como equipo.

Para nosotros/as fue una mañana estupenda porque sentimos la atención de los jóvenes hacia nuestro mensaje y en general, bastante entusiasmo, aunque también pudimos observar cómo el uso indebido de los móviles está muy presente en alguno de ellos. Es un grave problema dentro de nuestra sociedad.

Pasados unos días, los/as profesores/as se pusieron en contacto  y nos dejaron los siguientes mensajes:

En un rinconcito de la Finca de Vista Alegre encontramos un remanso de paz, donde nos reciben una vez que dejamos todas las energías negativas fuera. En su interior nos acercamos a la naturaleza, realizamos creaciones artísticas y se nos sensibiliza sobre la importancia del medio ambiente. Gracias por pasar junto a nosotros esta bonita mañana.

Una experiencia muy enriquecedora en todos los sentidos. El comienzo de la actividad propiciando que desconectáramos, y el final, con el cuento, fueron dos aciertos. ¡Muy recomendable encuentro con la naturaleza!

A mí sobre todo me encantó el que los chavales pensaban que iban a un vivero (plantas, esquejes, etc) y hacen algo en principio totalmente ajeno a esas tareas. La actividad fue sorprendente y nueva para ellos. Aprender a disfrutar de la naturaleza, coger toda la energía, escuchar a alguien que te habla de forma tranquila, despojarnos de las malas vibraciones antes de entrar, cerrar los ojos, respirar, escuchar un cuento! A eso, no están acostumbrados. También vieron el esfuerzo del chico que leyó el cuento y que, a pesar de no conocer el idioma a la perfección, no tuvo reparos en leerlo, ellos que están tan llenos de complejos….

La experiencia fue muy especial y superó las expectativas tanto de profes como de alumnos. Fue una actividad muy dinámica y llena de actividades relajantes y constructivas. Los diferentes talleres realizados fueron muy agradables y divertidos y nos permitieron conocer los diferentes procesos llevados a cabo dentro de un vivero.

En los últimos días de clase hemos ido a visitar el vivero de nuestros vecinos en la Finca de Vista Alegre. En apenas 30 metros nos hemos sumergido en la propia naturaleza, todo paz y armonía, todo relajación, tan distinto del estrés del final de curso del instituto. Nos recordaron como separar nuestros residuos, como a partir de la basura orgánica obtener abono y con ese mismo abono plantamos nuestra propia maceta con una planta del semillero. Al final, terminamos con una pequeña fiesta con merienda y todo. ¡Qué bonito día! Repetiremos. Todos en el vivero encantadores. Gracias.

 

Tenemos el convencimiento de que el contacto con la naturaleza beneficia ampliamente nuestra salud, pero, además, puede ser un gran recurso dentro del sistema educativo.

Esperamos ampliar la colaboración con el I.E.S. Vista Alegre, de momento, les deseamos un feliz verano a todos ellos.