ali1

La situación que estamos viviendo actualmente, derivada de la pandemia por la COVID-19, ha generado una realidad sociosanitaria muy complicada. Muchas familias están pasando por momentos de una importante necesidad económica que dificulta incluso, que sean cubiertas sus necesidades más básicas de alimentación e higiene.

ali2Desde la Comisión de Sensibilización, que conformamos diferentes personas de los recursos de rehabilitación de la Fundación el Buen Samaritano, consideramos que este año nuestra aportación solidaria debería ir dirigida a los vecinos de nuestros barrios, por ello se ha organizado una Recogida de Alimentos y productos de primera necesidad.

La recogida se ha llevado a cabo en cada uno de nuestros Centros durante los días 14, 15 y 16 de septiembre, el día 18 se hizo entrega de todo lo recogido en la Parroquia Santa María Madre de la Iglesia  (C/ Gómez de Arteche).

En el Centro de Día y en el CRPS de Carabanchel han participado 29 personas en las tareas de recogida, desinfección y clasificación. Desde los CRLs Carabanchel, Arganzuela y Villaverde han colaborado otras 10 personas realizando tareas similares. Todas ellas han mostrado su predisposición e implicación, involucrándose en esta problemática social e intentando de este modo hacer visible su aportación como ciudadanos. La vivencia que han tenido tras esta nueva experiencia de voluntariado se traduce en sentimientos de pertenencia y colaboración, solidaridad y bienestar personal, aspectos que a su vez ayudan a mejorar su autoconcepto y autoestima.

ali3En la parroquia Santa María Madre de la Iglesia, se ha mantenido la ayuda a las familias vulnerables que ya acudían en busca de recursos, y se ha dado respuesta a las nuevas situaciones surgidas con el inicio de la pandemia provocada por el COVID-19, ya que el número de familias en situación de necesidad se ha disparado con esta crisis. El padre Herminio Martínez Molina y todo el equipo de Cáritas parroquial, han acogido con ilusión la propuesta de colaboración de la Fundación El Buen Samaritano.

El resultado de la colaboración ha sido positivo, con una aportación de 20 cajas de alimentos no perecederos y alimentación infantil, además de 3 cajas de otros productos de higiene personal. Los voluntarios que hicieron entrega de las cajas en nombre de la Fundación, pudieron disfrutar de la cálida acogida del párroco, con quien compartieron un rato de charla y café. Desde la parroquia nos hacen llegar su más sincero agradecimiento, ya que en estos momentos de necesidad toda ayuda es poca.

https://www.instagram.com/p/CFRu__MDCJ6/?igshid=1vay3u4kmu6m2