crl-c_curso-anual-esquizofrenia_nov-2016_1

Los pasados días 2 y 3 de diciembre se celebró el XXI Curso Anual de Esquizofrenia, con el título: “Fragilidad, adversidad y nuevas terapias en las psicosis”, en Madrid.

Como en ediciones anteriores se contó con la presencia de un elenco de profesionales de gran prestigio a nivel internacional. El profesor John Read habló de la alta prevalencia de abuso infantil (50%) en psicosis, provocando la reflexión sobre la importancia de dar la oportunidad de que la persona que atendemos pueda hablar de sus problemas, y aconsejando preguntar de forma expresa sobre su historia de abusos.

Eric Morris (director Clínica de Psicología de la Universidad la Trobe, Australia) nos habló de los grupos de Terapia de Aceptación y Compromiso, que utilizan distintas metáforas para que la persona afectada tome conciencia de su momento vital y pueda permanecer activa en función de su valores, los que a cada una le importan de verdad. Además, este formato grupal contribuye a ayudar a reducir el estigma y facilita el aumento de la comprensión de las dificultades que cada persona presenta.

Como en años anteriores, se ha contado con un espacio reservado a la presentación de pósters para dar a conocer los trabajos que se vienen realizando en distintos lugares tanto de nuestra geografía como de fuera de ella.

Desde uno de los recursos de la Fundación el Buen Samaritano se presentó el póster: “Impacto de dos programa de educación ambiental desarrollados en el CRL de Carabanchel para alumnos de 1º y 4º de primaria” (Autoras: María Gozalo, Gema Herradón y Patricia Díaz. Diseño: Eduardo Pérez), en el que se explicaban dos programas diseñados de manera específica en el taller de Jardinería, cuyo objetivo era fortalecer las competencias sociolaborales de las personas atendidas empleando una metodología que implicaba adoptar un rol más activo y protagonista en el mismo.

crl-c_curso-anual-esquizofrenia_nov-2016_2

Los resultados observados fueron muy enriquecedores en aspectos como la comunicación, resolución de problemas, trabajo en equipo, mejora del estado de ánimo y autoestima, además de contribuir a dar una imagen más realista y esperanzadora de la enfermedad mental tanto a los niños como a los profesores y familiares.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *