cambio1

Basta de tratar la naturaleza como un retrete” o estamos cavando nuestra propia tumba”, en referencia al excesivo uso de combustibles fósiles, fueron algunas de las frases tan contundentes que empleó Antonio Guterres, secretario general de la ONU, en el discurso de inauguración de la pasada COP26 celebrada entre los días 31 de octubre y 12 de noviembre Escocia, en la ciudad de Glasgow.

 

cambio2Tras esos días de diálogo y negociación, se alcanzaron algunos acuerdos en materias como la deforestación, el uso de metano y carbón, medidas de adaptación y un compromiso de revisar anualmente los planes de reducción de emisiones, en lugar de cada cinco años como establecía el Acuerdo de París de 2015. Los líderes mundiales se felicitaron por dichos acuerdos, pero el resultado realmente es bastante débil y con las políticas actuales, el calentamiento global de la superficie terrestre estaría más cerca de 2,7 ºC, que del objetivo establecido en 1,5 ºCLo esperanzador de esta asamblea ha sido constatar que cada vez hay más sensibilidad, movimiento y acción hacia el cuidado de nuestro planeta, nuestra casa común, sobre todo por parte de los jóvenes, los líderes indígenas, los activistas ambientales y los países en primera línea de los impactos climáticos que han sido los que realmente han forzado las concesiones que se han dado. Sin ellos, estas conversaciones sobre el clima habrían fracasado por completo.

En 2022 los países tienen que volver a reunirse para marcar nuevos objetivos y si el movimiento ecosocial es más fuerte, sin duda los dirigentes estarán obligados a plantear líneas de actuación más ambiciosas y eficaces.

Desde la Comisión de Medio Ambiente queremos poner nuestro granito de arena para contribuir a ese desarrollo ecosocial, dentro y fuera de la Fundación, y para ello, seguimos trabajando para aumentar la información respecto de estas cuestiones, generar mayor sensibilidad ambiental, impulsar acciones de cambio y, sobre todo, volver a reconectar con la naturaleza.

Con motivo del día del cambio climático (24 de octubre), en nuestros centros se impulsaron distintas acciones para dar a conocer esta problemática. En el CRL de Carabanchel, dentro de su encuentro anual, se hizo a través de una dinámica artística “Muévete por el planeta”, en CD se visitaron dos exposiciones:  Cambiemos la mirada sobre los residuos en El Centro de Información y Educación Ambiental de la Casa de Campo y La energía nos mueve, en El Centro de Información y Educación Ambiental El Huerto del Retiro.

Nuestra Exposición Tomando Conciencia, tampoco ha parado en estos meses, además contribuir en la difusión de la problemática medioambiental y plantear alternativas, también es un medio para dar a conocer los valores de la Fundación y la labor que desempeña, a través de los recursos de rehabilitación, contribuyendo a la desestigmatización de la salud mental en nuestra comunidad.

Durante todo el mes de octubre, estuvo en la Biblioteca María Moliner, donde nuestros compañeros y compañeras del CRL de Villaverde se encargaron del montaje y la visitaron en bloque.

Durante el mes de noviembre, parte de ella estuvo expuesta en el rocódromo Roc30, ubicado en Madrid Río. Fueron varias personas del Centro de Día quienes se ofrecieron en el montaje y desmontaje de la exposición, mostrándose muy colaboradores y activos durante todo el proceso. El rocódromo pudo escoger entre las temáticas que más se ajustaban a sus intereses y necesidades, reflejándose en ello una gran acogida entre sus usuarios, que han interactuado con la exposición a través de propuestas sostenibles.

Durante el mes de diciembre, ha estado expuesta en el Centro de Igualdad Lourdes Hernandez. Esta vez, fueron los compañeros y compañeras de CRPS los que se encargaron de su montaje. También pudimos compartir con usuarias de este centro cómo fue el proceso creativo de la exposición, así como un momento de intercambio de experiencias sobre ambos recursos y cómo podemos generar sinergias.

Continuamos promoviendo y promocionando la movilidad sostenible, a través del proyecto Rebicicla. En octubre, Emiliano Malagón, maestro de oficios múltiples e impulsor de este proyecto, lo presentó en Barcelona en el XVIII Congreso Ibérico “La bicicleta y la ciudad”, dentro del triple congreso en torno a la bici “CICLOBCN21”, donde tuvo muy buena acogida. En noviembre se acercó la iniciativa a la Miniresidencia de Carabanchel y al Centro de Rehabilitación Psicosocial “Los Cármenes”, y en diciembre se llevará a la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Complutense de Madrid, así como a la plataforma Mapeando Carabanchel. Fruto de esta promoción activa, en estos últimos dos meses se han recibido 6 bicicletas y se han entregado 3.

cambio3

Por último, dentro de las acciones promovidas desde la Comisión de Medio Ambiente sobre el cambio climático, tuvimos la suerte de contar el día 10 de diciembre con Yayo Herrero, uno de los referentes a nivel europeo del movimiento ecosocial, y con la que pudimos compartir un encuentro virtual sobre Cambio Climático y Salud Mental. En su reflexión, de una forma muy cercana, clara y contundente, Yayo Herrero nos hizo ver que la crisis climática tiene una dimensión mucho mayor y que no sólo afecta a la esfera ecológica a través del cambio climático, la pérdida de biodiversidad o el declive de energía y materiales, sino que también ataca a los derechos y condiciones de vida de las personas y debilita los vínculos y relaciones sociales. Todo ello va generando sociedades vulnerables en las que aumenta la ansiedad, la angustia, el miedo, el aislamiento y la pérdida del sentido de pertenencia. Si queremos “salvar a los seres humanos” debemos empezar por asumirnos como seres ecodependientes e interdependientes y volver a tejer con fortaleza, imaginación y esperanza activa comunidades en las que predomine el cuidado a la vida en todas sus dimensiones.