verano1

Éste es el mensaje que hemos querido transmitir este verano desde la comisión medioambiental de la Fundación el Buen Samaritano.

Sin duda, este verano ha sido muy distinto para todos. Estábamos deseosos de disfrutarlo tras varios meses de confinamiento, pero la Covid 19 seguía estando presente y ha modificado nuestros lugares y modos de veraneo, nuestras rutinas y conductas sociales, nuestros hábitos de consumo y hasta nuestro estado de ánimo.

Sin embargo, si observamos detenidamente la situación, esta pandemia también nos está mostrando que somos capaces de introducir cambios en nuestra vida muy rápido, tanto a nivel individual como a nivel social, que es imprescindible actuar de una forma corresponsable y solidaria para resolver problemas globales y que el cuidado de la vida está por encima de todo.

¿Por qué no extrapolar estos aprendizajes y aplicarlos ante la crisis medioambiental que nos aborda y que en gran medida ha sido la causante de esta pandemia?

Si aprovechamos esta espiral de cambios de una forma adecuada podemos hacer una gran contribución al cuidado de nuestro planeta. El verano es un merecido tiempo de descanso, pero nuestro compromiso medioambiental no tiene porqué descansar también, más bien, es un buen momento para fortalecer los hábitos que hayamos adquirido e introducir otros nuevos. Apostar por la sostenibilidad nos genera mayor bienestar.

La primera infografía nos ayudaba para prepararnos para afrontar el verano de una forma más fresca y saludable, dándonos consejos sobre qué tipo de ropa va a resultar más liviana para nuestro cuerpo y a la vez más sostenible, distinguir los protectores solares menos tóxicos para el agua y la vida marina, qué alimentos elegir para disfrutar más su sabor y a la vez consumir menos recursos en su producción y por supuesto el consumo responsable del agua.

En la segunda infografía hemos creado un decálogo que da muchas pistas para que nuestro veraneo sea una experiencia de turismo sostenible. Una adecuada planificación y organización y una actitud respetuosa con el medio nos pueden conducir a consumir menos recursos y ahorrar mucho dinero a la vez que contribuimos al desarrollo comunitario.

En la tercera infografía hemos explicado la actual tendencia del turismo lento. Si somos capaces de liberarnos del rimo acelerado que muchas veces nos embarga y desarrollar más nuestra atención y capacidad sensorial, viviremos más intensamente lo que nos rodea y descubriremos lo poco que necesitamos consumir para disfrutar.

La cuarta y última infografía del verano ha estado dedicada a nuestros queridos mares y océanos, que hemos convertido en los grandes vertederos de nuestro planeta, y ahora, con la pandemia, además, están recogiendo la infinidad de guantes y mascarillas que se abandonan en las vías públicas y espacios abiertos.

Desde la comisión medioambiental de la fundación el Buen Samaritano, esperamos que hayáis podido disfrutar de este verano, vengáis con fuerzas renovadas y os animamos a sumaros a la espiral de cambios positivos.

En vacaciones podemos construir sostenibilidad………Y EL RESTO DEL AÑO TAMBIÉN!!!verano3verano4

verano2

verano1

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies