muje2

La crisis del Coronavirus nos ha empujado a los recursos de rehabilitación a reinventarnos y reorganizar nuestra metodología de trabajo para continuar prestando un servicio de calidad a todas aquellas personas que hacen uso de nuestros servicios.

Desde el inicio de nuestra andadura en el CRL de Arganzuela, hemos apostado por la formación y la mitigación de la brecha digital como estrategia para la mejora de la cualificación profesional, especialmente en determinados colectivos como mujeres y jóvenes, que precisan ajustes en su perfil profesional.

En esta línea, hemos mantenido las colaboraciones con distintas entidades formativas establecidas previamente a la crisis y que han posibilitado dar continuidad a objetivo de trabajo.

El pasado 23 de abril, La Federación de Mujeres Progresistas diseñó e impartió un taller en relación a las características de los Certificados de Profesionalidad, dirigido a mujeres por ser un colectivo con mayores obstáculos en su incorporación al trabajo.

muje1La sesión se dividió en diferentes partes, una de ellas de contenido más teórico centrada en las características de este tipo de certificados, los requisitos para acceder a ellos, las salidas profesionales que ofrecen y su relación con los nuevos nichos de mercado, y otra más reflexiva sobre las consecuencias de esta crisis que nos azota y la incertidumbre laboral que nos genera, quedando de manifiesto la preocupación compartida sobre la “supuesta normalidad” que recuperaremos y las oportunidades reales que tendremos en un futuro inmediato.

Actualmente ante el impacto innegable de la crisis sanitaria en el empleo, apostamos por el reciclaje de las personas del recurso, prestando nuestro apoyo para aprovechar las múltiples oportunidades on line que están surgiendo, sirviendo además transversalmente para una mayor familiarización con las nuevas tecnologías.

Para finalizar, compartir el excelente acogimiento de esta propuesta gratuita de la que se beneficiaron ocho mujeres con una valoración muy positiva al término de la misma.

Desde aquí, queremos agradecer a Sandra Lázaro su excelente disposición y que una vez más, haya contado con la Fundación el Buen Samaritano para el desarrollo de sus programas.