CRPS_Noticia Rugby_2

El rugby es un deporte centenario que nació en 1845 gracias a Webb Ellis, su fundador y el que escribió las primeras reglas del juego en el Rugby School, a 140 kilómetros al norte de Londres. Desde entonces, esta práctica ha evolucionado y avanzado en muchos sentidos, convirtiéndose hoy en día en un deporte con fama de duro y hasta salvaje, pero sobre todo, tremendamente noble.

Se dice de él que es “un juego de bárbaros practicado por caballeros”. Y es que si este deporte se distingue de otros es por poseer unos valores muy marcados que todos los jugadores conocen y que constituyen el pilar básico para entender y practicar esta disciplina. Valores como el respeto, la inclusión, la humildad, la lealtad, la amistad, el esfuerzo, la cohesión de grupo o la responsabilidad, forman solo una pequeña parte de lo que hay detrás de este juego.

El pasado 26 de Julio tuvimos la oportunidad de acercarnos a esta disciplina gracias a tres jugadores de un equipo federado de rugby madrileño: Alberto, Juan y Pablo, que junto con la colaboración del Complejo Deportivo de la Universidad Complutense al cedernos sus instalaciones, pudieron darnos un taller de iniciación en el que participaron 8 personas del C.R.P.S de Carabanchel.

Durante el mismo, nos explicaron que en el rugby hay sitio para todo el mundo, independientemente de que uno sea alto, bajo, gordo o flaco. Que cada persona tiene su lugar en el equipo y su espacio en el campo de juego. También nos enseñaron que en este deporte no existe la individualidad, pues “todos los jugadores son importantes y no existen estrellas”. Insistieron mucho en que “en este deporte, como en la vida, cuando te caes te tienes que volver a levantar” y que la confianza en el otro es primordial.

De esta manera, los asistentes pudieron poner en práctica la teoría mediante ejercicios dinámicos y divertidos pero también exigentes, de los que hicieron una valoración muy positiva al terminar el día. “Tenía otro concepto del rugby pero me ha encantado, es un deporte en el que lo importante es el grupo y la inteligencia que utilizas para ganar”, comentó R. a la salida.

CRPS_Noticia Rugby_1

Ya agotados después de casi dos horas de ejercicio, fuimos a la cafetería a celebrar el tercer tiempo. Terminado el partido, tras disputar los dos tiempos, se dedica una tercera parte obligatoria, al reencuentro entre los oponentes, entrenadores y el árbitro, donde se dejan de lado las rivalidades y se conocen a las personas con las que acabamos de disputar una dura batalla en el campo de juego. El tercer tiempo es todo un ritual para quienes forman parte de la familia del rugby, y constituye un ejemplo más sobre la limpieza y nobleza de este deporte.

Al mismo tiempo, los participantes del CRPS aprovecharon este momento para dar una charla explicativa sobre el funcionamiento y los objetivos del recurso a los monitores de las instalaciones, que se mostraron muy interesados y agradecieron enormemente la aportación.

Sin duda formaron parte de un juego donde cada persona tiene su lugar y donde prima el respeto. No hace falta decir que fue un día muy emotivo e intenso, que no solo permitió a las personas atendidas conocer y practicar un nuevo deporte, si no que les permitió conocerse y confiar algo más en sí mismos además de en sus compañeros.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *